Se cuenta en Navarrete que su nombre está en relación con el límite con Navarra que, en tiempos, se establecía por la zona. Precisamente su fundación tiene que ver con el deseo de los reyes castellanos por defender sus territorios, frente a los reinos vecinos.

Las aldeas de los corcuetos quedaron definitivamente vacías cuando todos sus pobladores decidieron trasladarse al estratégico Cerro tedeón y así edificar sus viviendas junto al castillo. 

 

Iglesia Parroquial, dedicada a la Asunción de María. Una construcción en sillería de tres naves, cubierta con crucerías. El coro es bajo y la torre se emplaza a los pies y es de tres cuerpos, también en piedra de sillería. La portada se orienta al sur y da a la plaza.

Uno de los más bellos monumentos de Navarrete y de toda La Rioja es la portada del actual cementerio que no se construyó en ese lugar ni en esa disposición, sino que fue trasladada desde su ubicación original, el antiguo hospital de San Juan de Acre, en 1887 por un albañil llamado Azpiri.

Centrándonos en su historia jacobea, Navarrete era paso obligado para el peregrino y fue en 1.185 (S. XII) cuando se fundó el Hospital de San Juan de Acre cuya finalidad era acoger y auxiliar al peregrino a Santiago.

 

Es un gran palacio que se prolonga prácticamente desde la calle Mayor Alta hasta la calle Carrera, con fachada de dos plantas en sillería y ladrillo del mediados del siglo XVII , con vanos de orejas y herrajes de época.

Edificio de propiedad municipal y perteneciente al palacio donde se ubican las dependencias municipales, este calado se prolonga desde la Plaza Donantes de Sangre hasta la calle Nueva, con fachada de sillería, está integrada dentro del cinturón de la muralla. En el interior consta de dos alturas y está construida en sillería y ladrillo con bóvedas de medio punto.

La calle Mayor está dividida en dos tramos separados por la iglesia. Aquí podemos observar edificios del siglo XVII y XVIII con portadas de sillería y ventanales enmarcados en piedra labrada. También podemos observar muestras de herrajes en ventanas, balcones y escudos que adornan dicha calle. En algunos labrados la Cruz de Santiago y símbolos jacobeos.

Situada junto al cementerio, su construcción de sillería, sillarejo y ladrillo. Obra clasicista del comienzos del siglo XVII, aprovechando muros de otra del XVI de la que se conserva un ochavo de ábside. Recientemente ha sido restaurada por la Asociación de Amigos del camino de Santiago en La Rioja.

Tradicionalmente se ha venido utilizando también como parte del recorrido del Camino de Santiago. También podemos encontrar edificios del siglo XVII con portadas de sillería y escudos.

CERTIJOS

Pequeña calleja en forma de soportal sobre la antigua muralla medieval.

Era una construcción de ladrillo y sillar, con vanos adintelados y dos grandes escudos.

También tradicionalmente utilizada como recorrido del Camino de Santiago, se accede desde La Almena, donde se encuentra una escultura conmemorativa del peregrino, o los Cocinos. Sus edificios mantienen la estructura del todo el casco antiguo navarretano. Existe una imagen del apóstol Santiago.